Las “soluciones” ofrecidas por Ayuntamiento y pPincipado a la familia desahuciada de La Tenderina, un ejercicio de cinismo político

La PAH de Oviedo denuncia que las ayudas al alquiler son insuficientes para garantizar el derecho a la vivienda de las familias en situación de pobreza.

Las recientes declaraciones del Director General de Vivienda del Principado de Asturias, Fermín Bravo, afirmando que la familia de La Tenderina desahuciada por impago del alquiler la mañana del martes pasado rechazó ayudas de su Consejería para el alquiler de otra vivienda en el mercado libre, constituyen una irresponsabilidad manifiesta y un nuevo e inaceptable ejercicio de cinismo político.

Por su trayectoria profesional, no cabe atribuir estas afirmaciones al desconocimiento del mercado de alquiler en Asturias. El Sr. Bravo sabe perfectamente que cualquier propietario exige a los posibles arrendatarios de su vivienda una nómina que acredite que perciben ingresos estables y suficientes, condición que excluye, ya de partida, a una familia perceptora del salario social básico como la desalojada el martes en La Tenderina. Por otra parte, las ayudas al alquiler que ofrece la Consejería de Servicios y Derechos Sociales como solución se convocan anualmente (la última, en junio de este año), se resuelven con meses de retraso (las solicitudes presentadas en el último plazo, finalizado en septiembre, aún están pendientes); no cubren todas las necesidades (896 solicitudes que cumplían todos los requisitos fueron denegadas por falta de crédito), y alcanzan como máximo el 50% del alquiler, por lo que teniendo en cuenta el precio medio de los alquileres en Oviedo (en torno a 400 € mensuales) son insuficientes para que familias en situación de pobreza, y cuyo único ingreso es el salario social básico, puedan satisfacer sus necesidades más esenciales. La “alternativa” que plantea el Principado, en estas condiciones, abocaría ineludiblemente a una nueva demanda de desahucio, con el consiguiente perjuicio para todas las partes, incluida la propietaria, cuyos derechos PAH Oviedo también reconoce y respeta.

Así las cosas, la solución del alojamiento «provisional y temporal» de la pareja y su bebé de once meses en el Albergue de Transeúntes Cano Mata ofrecida por el Ayuntamiento de Oviedo y el Gobierno del Principado –y que incluso el Juzgado ejecutor, insólitamente, del desahucio considera válida- se demuestra a todas luces inaceptable, puesto que esa supuesta temporalidad se convertiría en permanencia indefinida en un centro completamente inadecuado, cuyos recursos están especializados en la atención de personas con problemáticas sociales y personales absolutamente distintas. La Consejera de Servicios y Derechos Sociales Pilar Varela debe explicar públicamente si considera que un entorno donde se atienden situaciones de drogodependencia, alcoholismo y otras formas extremas de exclusión social es el más adecuado para un bebé de once meses.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s