Medidas de choque ante el agravamiento de la pandemia

Una llamada de PAH Oviedo al Gobierno y a todos los grupos parlamentarios de la Junta General del Principado a anticiparse para evitar la exclusión residencial de las personas más vulnerables en un eventual nuevo confinamiento

La situación epidemiológica en Asturias y en el resto del Estado Español empeora progresivamente y no puede descartarse un nuevo confinamiento domiciliario afectando a toda o parte de la población. Ante esta eventualidad, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Oviedo, para evitar que se repitan los errores, las imprevisiones y las carencias del primer estado de alarma, exige al Gobierno del Principado de Asturias la adopción, con carácter preventivo, de las siguientes medidas para garantizar el derecho a la vivienda de las personas más golpeadas por la crisis sanitaria:

  1. Habilitar espacios seguros y dignos con capacidad suficiente para acoger a todas las personas sin techo, las que habitan en viviendas insalubres y en situaciones de hacinamiento, acondicionando con ese fin inmuebles públicos vacantes, como por ejemplo los edificios de Maternidad o Silicosis del complejo del antiguo HUCA en El Cristo. Se evitarían así las soluciones provisionales e improvisadas habilitadas en el mes de marzo pasado.
  2. Asignar los medios humanos y técnicos precisos para resolver las solicitudes correspondientes a la convocatoria extraordinaria de ayudas al alquiler para paliar los efectos del COVID-19 de finales de abril, que acumulan cinco meses de retraso.
  3. Enviar un mensaje de tranquilidad y confianza a las personas arrendadoras, asegurándoles que el Gobierno de Asturias hace todo lo posible para que reciban en el menor plazo de tiempo las ayudas extraordinarias de alquiler de sus inquilinas en situación de vulnerabilidad social.
  4. Habilitar el crédito presupuestario necesario para nuevas convocatorias de manera que todas las familias en situación de riesgo de exclusión residencial puedan acceder a las ayudas.
  5. Contar con la participación y la colaboración en los comités de emergencia de las organizaciones del Tercer Sector, para que aporten su experiencia y conocimiento de la problemática social asturiana a pie de calle.
  6. Instar al Gobierno de España a prorrogar la suspensión de todos los desahucios sin alternativa habitacional digna, tanto si las víctimas son familias en situación de vulnerabilidad social y económica sobrevenida, como si ya se encontraban en esa situación antes de la pandemia.

Y a todos los grupos políticos que componen la Junta General, en esta situación tan crítica para Asturias, instamos a dejar de lado las disputas partidistas, arrimar el hombro y trabajar unidos para hacer realidad su promesa, hasta ahora incumplida, de “no dejar a nadie atrás” y que nuestra sociedad salga de esta pandemia más solidaria y cohesionada.

Miembros de PAH Oviedo presentaron esta mañana públicamente la propuesta ante la Junta General del Principado

PAH Oviedo denuncia la negativa del Parlamento Asturiano a adoptar medidas para evitar la próxima ola de desahucios

PSOE y VOX votaron juntos en el Pleno del pasado martes contra la ampliación de las ayudas de alquiler a las familias más vulnerables

En el Pleno celebrado el martes 13 de octubre pasado, la Junta General del Principado votó una proposición no de ley presentada por Podemos Asturies para hacer frente a la situación de emergencia habitacional que sufre nuestra región, recogiendo algunas de las propuestas que PAH Oviedo viene defendiendo desde hace meses y que fueron presentadas sin éxito alguno a la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar el pasado mes de febrero. La Cámara aprobó elaborar un censo de viviendas públicas vacantes, adoptar mecanismos eficaces para prevenir desahucios y poner en marcha un programa-piloto de acceso a la vivienda en el medio rural para familias en riesgo de exclusión residencial; sin embargo las medidas más concretas y comprometidas, como incrementar el exiguo parque de viviendas públicas de Asturias, aumentar las ayudas de alquiler para las familias en riesgo de exclusión, o instar al Gobierno de España a aprobar una ley que controle el precio de los alquileres, fueron rechazadas por una insólita mayoría formada por el PSOE con el apoyo de Ciudadanos y VOX.

Para PAH Oviedo, esta votación demuestra el alejamiento y desconocimiento del PSOE de la realidad de la crisis de la vivienda en Asturias, acuciante ya antes de la pandemia, pero que en la actualidad cobra dimensiones alarmantes, pues todo parece apuntar a una ola de desahucios aún mayor que la ocurrida durante la crisis de la burbuja inmobiliaria, cuando en enero se levante la suspensión decretada por el Gobierno de España. Las ayudas de alquiler convocadas por el Gobierno de Asturias para contrarrestar los efectos sociales de la crisis sanitaria son insuficientes y además su tramitación acumula cinco meses de retraso, lo que está abocando a muchas de las familias solicitantes a una situación desesperada.

PAH Oviedo considera escandalosos los argumentos utilizados del Grupo Parlamentario Socialista para justificar su rechazo a adoptar medidas efectivas contra la crisis de desahucios que se avecina. Resulta inadmisible afirmar, como hizo la portavoz socialista, que antes de ampliar el parque de viviendas públicas es necesario realizar “un análisis serio de la demanda de vivienda”, cuando en la última convocatoria de adjudicación de viviendas públicas en El Campón de Oviedo, el número de solicitantes multiplicaba por 25 la oferta. Resulta asimismo inadmisible afirmar que “se sigue construyendo vivienda pública”, cuando en los últimos cinco años el Principado sólo ha iniciado 60 nuevas viviendas. Y finalmente no es admisible alardear en el Parlamento de conocer el mercado de alquiler cuando en la última convocatoria 4.400 familias se quedaron sin ayudas de alquiler por falta de presupuesto. En suma, el Gobierno de Asturias está incumpliendo su promesa de no dejar atrás a esas 250.000 personas que, de acuerdo con los últimos datos oficiales -aún no actualizados tras la crisis del COVID-19-, se encuentran en riesgo de exclusión residencial.

PAH Oviedo exige al Gobierno de Asturias acabar con los recortes, recuperar los niveles de inversión pública en vivienda -mermada un 56% respecto de 2012-, adoptar medidas eficaces para detener la ola de desahucios que se aproxima y garantizar el derecho fundamental de todas las familias asturianas a disponer de un techo.

La diputada del Grupo Parlamentario del PSOE, Ana Isabel González Cachero: «En esta crisis, no vamos a dejar de lado a las personas»

PAH Oviedo denuncia la falsa campaña de alarma social sobre la okupación instigada por los partidos de la derecha

Ante la falta de medidas efectivas frente a la actual emergencia habitacional, defiende la legitimidad de la okupación de viviendas vacías propiedad de los bancos rescatados con dinero público

Una más justa distribución del empleo y la riqueza, y más viviendas en alquiler accesible, las mejores armas para evitar la okupación.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca – Stop Desahucios de Oviedo denuncia públicamente la artificiosa e interesada campaña de alarma social emprendida desde el mes de agosto por el Partido Popular y VOX, basada en un supuesto incremento de las ocupaciones ilegales de viviendas en España, que carece de cualquier fundamento y que está provocando la estigmatización de las personas en situación de exclusión social considerándolas como parásitos sociales o simplemente delincuentes, invisibilizando así interesadamente el verdadero problema de fondo: la situación de emergencia habitacional en Asturias y el resto del Estado Español. El grado de manipulación está llegando a tal extremo que algunos arrendadores están denunciando como okupas y extorsionando a inquilinos con contrato de alquiler cuyos ingresos se han reducido a causa de la pandemia y no pueden pagar la renta. Especialmente perjudicadas están siendo las mujeres con hijos a su cargo, peor pagadas y con mayor dificultad para acceder al empleo.

Ningún dato o estadística oficial demuestra un incremento de los delitos de allanamiento de morada, es decir, la ocupación ilegal de una vivienda habitada. Es como poco ridículo, si no irresponsable, afirmar que en España la gente tiene miedo de salir de vacaciones o ir a comprar el pan, porque al volver pueden encontrarse unos okupas en su casa. Lo que sí crecen son las ocupaciones de viviendas vacías, en la inmensa mayoría de los casos propiedad de entidades bancarias o de grandes tenedores, y este incremento está relacionado sin duda con la subida de los precios de los alquileres y el agravamiento de la crisis residencial en España, donde miles de familias no disponen de recursos para pagar sus alquileres y se enfrentan al desahucio de sus viviendas sin alternativa habitacional.

Asociaciones judiciales de todo signo recuerdan que no existe impunidad para quienes ocupan ilegalmente viviendas, pues todas terminan desalojadas, y que en casos de delito fragrante como el allanamiento de morada, la policía puede actuar inmediatamente. Además los plazos de los procedimientos judiciales se han reducido con la aprobación en 2018 de la denominada Ley Antiokupa. Por tanto, para la PAH Oviedo resulta evidente que esta campaña de manipulación de la derecha tiene por objeto únicamente proteger los intereses de los bancos para que puedan continuar especulando con un bien de primera necesidad y un derecho fundamental como es la vivienda.

Las familias en situación de exclusión social no aspiran a depender eternamente de las escasas ayudas sociales, sino a trabajar y disponer de ingresos suficientes que les permitan acceder a una vivienda y llevar así una vida digna y autónoma. La mejor manera de reducir la okupación de viviendas vacías es promover una mayor justicia social y una más justa redistribución del empleo y la riqueza, e incrementar el parque de viviendas de alquiler asequible. Ante la falta de medidas efectivas por parte de los Gobiernos Español y Asturiano, PAH Oviedo seguirá reivindicando la función social de la propiedad consagrada en nuestra Constitución y defendiendo la okupación de viviendas vacías de los bancos, rescatados con ingentes cantidades de dinero público durante la última crisis financiera, como un recurso legítimo de las familias sin recursos para disponer de la vivienda digna a la que tienen derecho.

La Nueva España: La PAH califica de «artificiosas» las campañas del PP y Vox contra la okupación

El Comercio: Alertan de «la falsa campaña de alarma social sobre la okupación instigada por los partidos de la derecha»

Denegada la ayuda de alquiler por deber 20 céntimos a Hacienda

A una familia en Asturias se le ha denegado en primera instancia la ayuda de alquiler por deber a Hacienda 20 céntimos. PAH Oviedo y Asturias Acoge, que la apoyan en la elaboración del recurso, denuncian que esta es solo una muestra más de la pésima gestión que se está haciendo de estas subvenciones, activadas por el Gobierno y gestionadas por las CCAA para paliar los efectos de la pandemia en la economía de las familias. La convocatoria se abrió el 22 de abril y actualmente se están resolviendo las solicitudes que se presentaron en aquel momento. La tramitación acumula un retraso de 5 meses, lo que supera ya el período de tiempo para el que se había concedido la ayuda y agrava la situación de incertidumbre causada por la falta de ingresos y las presiones de los arrendadores. A menudo se trata además de hogares con menores. Cuando finalmente se conceden las ayudas, las familias beneficiarias no son informadas directamente (la concesión solamente se publica en el BOPA) y no saben cuándo llega el dinero a los arrendadores.

PAH Oviedo y Asturias Acoge han apoyado de manera desinteresada a los solicitantes desde el principio, y denuncian también la dificultad para cubrir los formularios y para preparar la documentación exigida, algo que puede llegar a constituir un obstáculo insalvable para muchas personas que cumplen los requisitos de la convocatoria, por no mencionar a quienes de hecho no los cumplen, pero necesitan desesperadamente algún apoyo económico; para ellos la situación es límite. A esto se añade la brecha digital: quienes no poseen hoy los medios técnicos, los conocimientos necesarios y la conexión a Internet se ven condenados a quedar fuera de los circuitos de las subvenciones y los derechos humanos y de ciudadanía.

Las asociaciones que trabajan día a día en el apoyo de las familias afectadas por esta situación instan a la Consejería a tomar las medidas oportunas para agilizar la tramitación de las ayudas y la información a sus solicitantes, a prorrogar el plazo y a adoptar medidas de apoyo económico para quienes, estando en situación de necesidad, quedan excluidos de esta convocatoria, de manera que se garantice el derecho a la vivienda de todxs.

Melania Álvarez, Consejera de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias. Fuente: Diario El Comercio

Se inicia en la Junta General del Principado el debate sobre el Derecho a la Vivienda

Las organizaciones sociales denuncian que la falta de vivienda es ya el primer factor de exclusión social en Asturias, por encima del desempleo.

Con las comparecencias de Pilar Lobo, en nombre de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca – Stop Desahucios de Oviedo, y de Héctor Colunga, de la Red de Lucha contra la Pobreza y a Exclusión Social EAPN Asturias, el pasado martes 16 de junio se inició en la Junta General del Principado de Asturias el debate sobre la actual situación de emergencia habitacional, agravada por la crisis del COVID-19, y la necesidad de aprobar una Ley Asturiana que reconozca la vivienda como un derecho fundamental. La iniciativa responde a la propuesta formulada por PAH Oviedo el pasado mes de diciembre, en ejercicio de su derecho de petición. PAH Oviedo defiende que todos los grupos políticos elaboren una Ley autonómica que reconozca, como han hecho ya otras comunidades autónomas, el disfrute de una vivienda habitable, segura, adecuada y accesible como un verdadero derecho subjetivo de todas las personas residentes en nuestra región,cuya garantía sea inexcusable para las administraciones públicas, y exigible antes los tribunales de Justicia.

Las intervenciones de las comparecientes y las preguntas de sus señorías pueden verse completas en este enlace. Reproducimos a continuación la exposición de Pilar Lobo, en nombre de PAH Oviedo:

«La PAH de Oviedo se había acogido al derecho de petición ante la junta general del principado solicitando una sesión monográfica sobre vivienda , cuestión que debiera ser central en el debate de las cuestiones sociales ya que según el último estudio de FOESSA, la vivienda es ya el determinante social más importante en los procesos de exclusión social , aunque lo que tenemos hoy aquí no es lo que solicitábamos porque el tema requiere un debate en profundidad, vamos a tratar de exponer nuestra posición al respecto, con el objetivo de proponer una ley de vivienda en la que el acceso a la misma sea un derecho subjetivo.

El día 20 de febrero comparecíamos ante esta cámara para valorar según nuestro punto de vista  el Proyecto de Ley del Principado de Asturias de Garantía de Derechos y Prestaciones Vitales y señalábamos nuestro desacuerdo  con la consideración de la vivienda como una prestación que convierte a las personas destinatarias de la misma en beneficiarias, frente a la consideración de la vivienda como un derecho que convierte a las destinatarias no en beneficiarias sino en titulares de ese derecho lo que constituye una diferencia significativa desde el punto de vista jurídico.

Hoy venimos a defender lo mismo, que el acceso a una vivienda digna sea un derecho subjetivo y que Asturias cumpla, teniendo en cuenta que ostenta las competencias exclusivas en materia de vivienda, con sus obligaciones como integrante del estado español, con lo recogido en el Pacto internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales que el estado español ratificó en 1977, lo que supone que sus disposiciones tienen carácter vinculante y forman parte de nuestro ordenamiento jurídico.

Aunque en nuestra Constitución el derecho a la vivienda, viene recogido en el artículo 47 como un principio rector de política económica y social, es hora de dar un paso más y llegar a la consecución del derecho a la vivienda como un derecho subjetivo, garantizado y justiciable. El argumento de que el mero hecho de reconocer ese derecho  como está reconocido en otras autonomías del estado español no significa que los problemas estén resueltos, es un débil argumento que nos resulta inexplicable. Sería tanto como decir que el derecho a la educación o a la sanidad universal como tenemos recogido en nuestra autonomía, significa que el sistema es perfecto. Y no es perfecto, es mejorable, pero lo que nos honra como comunidad es el constatar que cuando una familia con menores se instala en Asturias, de manera automática, los menores son acogidos en un centro de educación  público y si alguien requiere de servicios sanitarios también los tiene a disposición. Eso es lo que pedimos para el acceso a la vivienda digna.

Como decíamos antes, el acceso a la vivienda es ya el primer factor de exclusión social, por encima del empleo. Del mismo modo la vivienda es un determinante de salud de primer orden como también constatan estudios recientes y  como avala nuestra experiencia acumulada y reciente

Desde que en febrero hicimos la petición de la consideración de la vivienda como un derecho subjetivo hasta hoy, el panorama ha cambiado de manera radical. Las organizaciones sociales, trabajando en red, hemos sido uno de los principales receptores de la angustia  de los sectores de población abandonados  en la anterior crisis económica que llegaron a esta otra crisis en una situación de precariedad tal que se encontraron sin recursos de ningún tipo para afrontar la difícil situación que sobrevino. También hemos sido el vehículo de transmisión de la información de  sus derechos y de la gestión de sus solicitudes. Por eso tenemos conocimiento de primera mano de las dificultades para pagar el alquiler de un sector de la población muy importante, del confinamiento de familias en una habitación o de la insalubridad de muchas de las viviendas. La cuestión del pago de alquileres e hipotecas, está de alguna manera congelada en este momento gracias a las medidas del gobierno central que de no prolongarse en el tiempo, más allá de septiembre nos sumirá en una crisis de vivienda imposible de gestionar, lo que nos tiene sumamente preocupadas.

Urgen medidas de calado, construcción de vivienda pública para alquiler social, política de prevención de problemas habitacionales con una buena dotación de recursos humanos en los servicios sociales, servicio de intermediación entre arrendadores y arrendatarios, reparación de vivienda pública etc.

Es sabido que España tiene un estado de bienestar muy  débil en comparación con los países de nuestro entorno, y  Asturias no es ajena a ello y esto  se debe a las políticas de austeridad en el sector público, por lo que lo que necesitamos es una distribución de recursos más equitativa y una apuesta  decidida por el bienestar de la gente, lo que redundaría en una sociedad más capaz de afrontar los retos del presente y del futuro. Una sociedad con tanta inequidad como la nuestra en la que el distrito postal condiciona tus posibilidades de desarrollo de una manera tan intensa, no tiene futuro.

Luego, lo que se necesita es voluntad política. Recursos sobran, lo que hace falta es colocarlos donde son necesarios, incluso ya otra veces hemos señalado lo paradójico que resulta tener tantas viviendas vacías y que no sepamos dar una solución adecuada a las personas con problemas habitacionales. Ya en febrero habíamos cuantificado el monto de la inversión en términos económicos y no es el momento de entrar en detalles de este tipo pero la tendencia de la inversión en vivienda  en Asturias de los últimos años se refleja  en los presupuestos actuales  donde el capítulo vivienda es insignificante con relación al impacto de la misma en la vida de la gente  y sigue orientado  a la compra en vez de a la vivienda social de alquiler.

Por todo lo expuesto, reclamamos ya para Asturias una ley de vivienda que  reconozca el acceso a una vivienda digna como un derecho subjetivo, garantizado y justiciable.

Organizaciones del Tercer Sector alertan de una catástrofe social en Oviedo a consecuencia de la pandemia

Exigen a Ayuntamiento y Principado medidas ágiles y efectivas para satisfacer las necesidades básicas de alimentación y vivienda de cientos de familias ovetenses que no pueden esperar más

Cumplidos dos meses desde la declaración del estado de alarma, las organizaciones sociales de Oviedo constatan sobre el terreno la dimensión real del brutal impacto de la crisis sanitaria y que el parón de la actividad económica está condenando a cientos de familias a la exclusión social más severa. De la noche a la mañana estos hogares se han encontrado privados de sus precarios empleos y carecen de los ingresos mínimos para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación y vivienda. Para quienes ya se encontraban en situación de vulnerabilidad antes del estallido de la pandemia, el impacto es aún más grave. Las colas del hambre formadas por decenas de personas ante la puerta de la Cocina Económica así lo demuestran.

La respuesta de las instituciones ante este desastre socio-sanitario hasta el momento está siendo lenta e insuficiente. Las ayudas de emergencia social del Ayuntamiento de Oviedo han sido suspendidas y sustituidas por la ayuda de alimentación Oviedo Contigo, con una dotación escasa y las dos mil solicitudes acumulan un retraso de más de un mes. La dotación económica de las ayudas al pago del alquiler del Principado de Asturias, un millón de euros, apenas alcanzará para 400 de las 110.000 familias que antes del COVID-19 se encontraban en Asturias en riesgo de exclusión habitacional[i], y excluyen además a las personas inmigrantes que se encuentran en proceso de regularización de su residencia en España. Las organizaciones que trabajan en la exclusión residencial más severa denuncian un incremento de las personas sin techo, que han sido expulsadas de sus alojamientos precarios o de sus infraviviendas y duermen en la calle. Son los denominados desahucios invisibles, puesto que al no disponer de contrato de alquiler y encontrarse en situación de indefensión frente a sus caseros no pueden acogerse ni a las ayudas ni a la suspensión de los desahucios decretada por el Gobierno de España.

Sólo gracias a las organizaciones sociales y las redes ciudadanas de solidaridad que han surgido espontáneamente y se han extendido por toda la ciudad han podido muchas familias ovetenses poner al menos un plato de comida caliente en sus mesas o aguantar un mes más en sus habitaciones realquiladas. Y ello a pesar de que estos colectivos, que trabajan a pie de calle y conocen de primera mano las necesidades, han sido ninguneados y excluidos por el Ayuntamiento de Oviedo, que se niega a reconocer la situación de pobreza en la que esta crisis sanitaria está dejando a numerosos habitantes del municipio. Son los órganos locales quienes deben poner en marcha las medidas de ayuda a estos sectores de la población, pues se trata de situaciones que no es posible regularlas con el BOE ni el BOPA, hay que atenderlas desde la cercanía y con el mínimo de burocracias.

Mientras llega la recuperación económica –que se prevé lenta- y se vuelve a generar empleo, organizaciones agrupadas en la Red Oviedo Sostenible exigimos al Ayuntamiento y el Principado que destinen con urgencia los recursos financieros y humanos necesarios para garantizar ya los derechos sociales básicos de las familias ovetenses afectadas por la crisis del COVID-19 y que no pueden esperar más, reestructurando las ayudas de emergencia, agilizando y simplificando los trámites administrativos, incrementando el presupuesto destinado a prestaciones sociales, facilitando el acceso a productos de alimentación de proximidad para activar la agricultura de nuestro entorno rural, y recuperando edificios públicos abandonados para alojar a personas sin techo y hogares que no pueden acceder a una vivienda de alquiler; en definitiva, garantizando que esas familias no van a quedarse atrás. Y demandamos también que se nos permita participar en los procesos de toma de decisiones y en las acciones concretas de ayuda a la población, para poder aprovechar así su conocimiento acumulado de años trabajando a pie de calle por los derechos de las personas vulnerables. Superar esta crisis requerirá el esfuerzo de todos, por eso hacemos un llamamiento al trabajo unitario y coordinado de todos los actores sociales y políticos que haga posible una salida solidaria y coordinada para construir juntos un Oviedo más resiliente y sostenible que antes de la pandemia.


[i] Fuente: Caritas Española, Fundación Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada (FOESSA), Informe sobre exclusión y desarrollo social en Asturias, 2018.

Suscriben esta nota las siguientes organizaciones sociales:

  • Asociación Vecinal Oviedo Redondo
  • Plataforma SOS Viejo Hospital
  • Nuevo Ventanielles Asociación Vecinal
  • Madres por el Clima
  • Imagina un Bulevar
  • Ecoloxistes n’Aición
  • Plataforma por la Salud y Sanidad Pública de Asturias
  • Asociación Luar
  • PAH Oviedo
  • AMPA CEIP San Pedro de los Arcos
  • A. VV. Las Campas
  • Asturias Acoge
  • La Carbayona Proyectos e Iniciativas Sociales
  • Muyeres Pachamama
Cola del Hambre en la Cocina Económica de Oviedo. Fuente: La Nueva España

El Comercio: La Red Oviedo Sostenible critica el retraso en las ayudas a familias con escasos recursos

Aumentan los desahucios invisibles de familias abandonadas por las instituciones y condenadas a vivir en la calle

PAH Oviedo y Asturias Acoge alertan del dramático impacto social de la crisis del COVD19 sobre la población más vulnerable si no se adoptan medidas efectivas e incluyentes

Cumplidos cincuenta días desde la declaración del estado de alarma, las medidas adoptadas por los poderes públicos responsables de la garantía del derecho fundamental a la vivienda siguen siendo insuficientes. Si antes del estallido de la pandemia la situación en Asturias era de emergencia habitacional, con una de cada cuatro familias en riesgo de exclusión residencial, las consecuencias económicas y sociales de la crisis sanitaria auguran un verdadero drama social más profundo aún que la crisis de 2008.

La suspensión de los desahucios decretada por el Gobierno de España no alcanza a proteger a las familias que malviven hacinadas en habitaciones realquiladas, sin contrato de arrendamiento, que han perdido sus menguados ingresos procedentes de empleos precarios, no pueden hacer frente a las presiones de sus caseros, y cuya única alternativa es vivir en la calle. Se incrementan alarmantemente estos denominados desahucios invisibles de familias expulsadas de sus hogares sin procedimiento judicial, a quienes ni el Ayuntamiento de Oviedo ni la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar facilitan un alojamiento siquiera provisional, y que están condenadas a sobrevivir a la intemperie. Una tragedia social y personal agravada aún más por el riesgo sanitario que conlleva.

Las ayudas al alquiler del Gobierno de Asturias, cuyo presupuesto inicial resulta completamente insuficiente al no alcanzar para más de 400 hogares, excluyen a las personas inmigrantes cuya situación en España aún no está regularizada y a aquellas que no disponen de ordenador o de conexión a Internet. El límite de ingresos familiares mensuales se ha situado en 400 €, cuando ése es el coste medio de un alquiler en Asturias. Y los denominados microcréditos para el pago de la renta, después de más de un mes de haber sido anunciados por el Gobierno de España en el Boletín Oficial del Estado, aún no están disponibles.

PAH Oviedo y Asturias Acoge exigen al Ayuntamiento de Oviedo y al Gobierno del Principado, ante la saturación del albergue provisional instalado en la Residencia Juvenil de El Cristo, que amplíen los recursos para facilitar un alojamiento digno y estable a todas las familias que, a pesar de la suspensión de los desahucios, están siendo expulsadas de sus hogares. Resulta además urgente aprobar medidas efectivas que protejan el derecho de todas las personas, sin exclusiones, a disfrutar de una vivienda digna y segura.

Once organizaciones sociales de Oviedo proponen acondicionar edificios públicos de El Cristo para alojar a personas sin techo

Apuestan por alternativas más eficientes, estables y seguras también para el “día después” de la crisis del COVID-19

La actual crisis sanitaria ha sacado a la luz una de las manifestaciones más dramáticas de exclusión social en Asturias: según datos oficiales, más de quinientas personas carecen de un hogar digno de ese nombre, y no tienen otra alternativa que alojarse en albergues y otros alojamientos irregulares, cuando no simplemente vivir en la calle. En las vías públicas y los parques ahora vacíos, las personas sin techo han dejado de ser invisibles y se han convertido en un problema de salud pública. La respuesta del Grupo de Acción Social del Comité de Emergencia de Asturias ha sido, en una primera instancia, trasladarles al Polideportivo La Tejerona en Gijón y, al sobrepasarse su capacidad, habilitar provisionalmente en la Residencia Juvenil Ramón Menéndez Pidal de El Cristo en Oviedo. Estas decisiones son cuestionadas por diversas organizaciones que trabajan a pie de calle por la integración de este colectivo, y han sido tomadas además sin tener en cuenta su criterio.

Una vez que se supere la emergencia sanitaria, se desmonten estos dispositivos y las instalaciones recuperen su actividad habitual, estas personas volverán a malvivir en condiciones inhumanas en la calle. Hay que tener en cuenta además que los traslados de personas en esta situación no son recomendables, pues multiplican las posibilidades de que contraigan el virus, o de que a su vez contagien a otras personas, y que además son muchas las que sufren patologías que les hacen aún más vulnerables.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca –Stop Desahucios de Oviedo, junto con otras diez organizaciones sociales del concejo, consideran que es necesario avanzar un paso más y proponen a los Gobiernos de Asturias y de España la adecuación de edificios públicos vacíos, pero en buen estado de conservación, para alojar dignamente no sólo a las personas sin techo, sino también a todas las familias que, como consecuencia de esta crisis, puedan quedarse sin vivienda. Y, en concreto, se suman a la propuesta formulada recientemente por la Plataforma SOS Viejo Hospital, de que se habiliten con ese fin los edificios de la antigua Maternidad y el Instituto Nacional de Silicosis de El Cristo, que además ha sido acogida favorablemente por el Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli. Esta opción resulta más eficiente en el empleo de los recursos públicos, puesto que se invierte en infraestructuras permanentes, se ofrece estabilidad y seguridad a las personas afectadas frente a la incertidumbre actual, y permite avanzar en la revitalización de un barrio severamente afectado por el desmantelamiento del complejo sanitario. Asturias se sumaría así a otras Comunidades Autónomas que están activando todos sus inmuebles disponibles para hacer frente a la pandemia, como la Comunidad Valenciana, que rehabilitará parte del antiguo Hospital La Fe.

PAH Oviedo y el resto de organizaciones sociales continuarán trabajando y elaborando propuestas para responder a las necesidades de la lucha contra el coronavirus, pero también con la vista puesta en «el día después», para construir una sociedad asturiana más resiliente ante futuras crisis (no sólo sanitarias, también ambientales) y reforzar y consolidar nuestro sistema de garantía de derechos sociales.

Apoyan esta iniciativa las siguientes organizaciones: Ecoloxistes n’Aición, La Centralilla, Oviedo Redondo, SOS Viejo Hospital, AVV Les Campes, AMPA San Pedro de los Arcos, Madres por el Clima – Asturias, Asturias Acoge, Plataforma por la Salud y la Sanidad Pública de Asturias y LUAR

Fuente: El Comercio, foto de Álex Piña

¿Tienes dificultades para pagar la hipoteca de tu vivienda a consecuencia de la crisis del COVID-19?

Descubre aquí si puedes acogerte a la moratoria aprobada recientemente por el Gobierno

El Gobierno de España aprobó el 17 de marzo pasado una moratoria en el pago de la cuota hipotecaria de la vivienda habitual como una de las medidas de protección social para las familias que están sufriendo las consecuencias de la actual emergencia sanitaria.

¿En qué consiste la moratoria?

Con esta medida, las entidades financieras no podrán exigir a las familias deudoras el pago de cuotas hipotecarias, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Durante la moratoria, la deuda queda por tanto suspendida, y los bancos no podrán aplicar cláusulas de vencimiento anticipado ni se devengarán intereses. No se trata de condonación; al final de la moratoria se continuará con el pago de las cuotas hasta la amortización del préstamo.

¿Quiénes pueden acogerse a esta moratoria?

Podrán acogerse a la moratoria aquellas familias que se encuentren en estas situaciones:

  • Que la persona deudora haya perdido el empleo o, en caso de ser empresaria o profesional, haya sufrido una pérdida sustancial de ingresos o una caída de al menos el 40% en las ventas.
  • Que los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud no superen un límite máximo que puedes calcular completando este formulario:

Por ejemplo, una familia compuesta por un matrimonio y dos hijos, podrán acogerse a la moratoria si sus ingresos no superan los 1.774,87 €

  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35 por cien de los ingresos netos de la unidad familiar.
  • Que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3.

¿Qué documentación tengo que aportar?

Para acreditar que te encuentras en algunas de las situaciones anteriores, es necesario presentar en la entidad financiera la solicitud acompañada de:

  • Si has perdido el empleo, certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones de desempleo, en el que figure la cuantía mensual percibida.
  • Si eres empresario o profesional, certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada.
  • Si tus ingresos no superan el límite máximo,
    • libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho
    • certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de la solicitud y a los seis meses anteriores.
    • declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

La titularidad de los bienes se justifica con una nota simple del Servicio de Índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar, y las escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.

Y por último, hay que presentar una declaración responsable del cumplimiento de los requisitos exigidos en el Real Decreto Ley.

Nuestras compañeras de PAH Barcelona han preparado un modelo de solicitud que puedes descargarte aquí

¿Qué plazo tengo para solicitar la moratoria?

El plazo termina el 3 de mayo próximo

¿Qué plazo tiene el banco para concederla?

15 días a contar desde la presentación

¿Que duración tendrá la moratoria? ¿Durante cuánto tiempo estará suspendido el pago de mis cuotas?

El Real Decreto-Ley establece un plazo de suspensión de la deuda hipotecaria de tres meses.

Para más información

Si tienes alguna duda, en PAH Oviedo estamos para acompañarte. Escríbenos a pahoviedo@gmail.com