Presupuesto de Asturias 2021: medidas urgentes para hacer frente a la crisis habitacional en tiempos de pandemia

Propuesta de PAH Oviedo a todos los grupos políticos de la Junta General del Principado de Asturias para hacer de los Presupuestos Generales de Asturias para 2021 un instrumento para prevenir la exclusión residencial, evitar los desahucios sin alternativa habitacional y no dejar a nadie atrás.

1. Ni una familia asturiana sin techo

Objetivo

Garantizar el derecho de las familias asturianas en riesgo de exclusión residencial a disponer de una vivienda a un precio asequible en función de sus ingresos.

Descripción

Declarar el carácter ampliable de los créditos del Presupuesto del Principado de Asturias necesarios para hacer efectivo el derecho a la vivienda, dando prioridad a las personas sin techo y al resto de situaciones de exclusión residencial extrema (familias con menores y familias inmigrantes sin permiso de residencia, que tienen grandes dificultades para obtener ingresos por no tener permiso de residencia).

Esta medida se aplicaría, por ejemplo, a las convocatorias de ayudas de alquiler para atender el 100% de las solicitudes que cumplan los requisitos (en la última convocatoria, el número de solicitudes concedidas fue muy similar al de denegadas por falta de presupuesto).

Coste

Por su propia naturaleza, no es posible asignar a esta medida un coste concreto; el concepto es similar al aplicado en la prestación del Salario Social Básico.

2. Plan 10.000

Objetivo

Duplicar el menguado e insuficiente parque de vivienda pública de Asturias en 2033

Descripción

Programa plurianual 2021-2033, partiendo en 2021 de una inversión de 25,4 M€, que se incrementaría el 5,5% anual hasta alcanzar los 48,1 M€ en 2033. Nótese que con este Plan se recuperaría en 2024 el volumen de inversión pública en Vivienda en Asturias del año 2009.

La ampliación del parque público no se basaría exclusivamente, como hasta ahora, en la construcción de viviendas públicas de nueva planta, sino que el objetivo prioritario sería aprovechar el enorme parque de viviendas vacías existente. La distribución por modalidades sería:

Viviendas de nueva construcción10%
Adquisición de vivienda nueva en stock20%
Rehabilitación de viviendas existentes20%
Cesión del uso para alquiler40%
Venta forzosa de viviendas de grandes tenedores10%

Coste

25,4 M€ en 2021.

3. Recuperar los inmuebles vacantes del Principado de Asturias

Objetivo

Rescatar del abandono edificios titularidad del Principado de Asturias sin uso y convertirlos en equipamientos residenciales.

Descripción

El Patrimonio del Principado de Asturias incluye un gran número de edificios en buen estado de conservación, bien localizados en áreas urbanas, actualmente abandonados y capaces de albergar usos residenciales. En la actual situación de emergencia habitacional, esta situación no es admisible. Se propone su rehabilitación para incorporarlos al parque público de vivienda y proveer alojamiento a unidades de convivencia que no pueden acceder a una vivienda en el mercado libre, garantizando la máxima diversidad de las ocupantes en términos de nivel de renta, edad, nivel de formación o país de procedencia. Se trata por tanto de promover comunidades interculturales e intergeneracionales vivas, dinámicas y capaces de dinamizar los entornos en los que se insertan. A título de ejemplo, se señalan en Oviedo el Centro Materno Infantil y el Instituto Nacional de Silicosis en El Cristo, o la antigua residencia de mayores de La Malatería en San Lázaro.

Coste

Para una experiencia piloto, en un edificio con capacidad para 100 viviendas, y una inversión total de 8 M€, la distribución plurianual sería

20210,8 M€ (10%)
20225,6 M€ (70%)
20231,6 M€ (20%)
Total8 M€

4. Optimizar el parque de vivienda pública existente

Objetivo

Reducir el número de viviendas públicas vacantes al mínimo imprescindible para atender las situaciones de emergencia.

Descripción

En torno a 250 viviendas públicas permanecen vacantes por falta de presupuesto y medios para ejecutar las reparaciones necesarias para ponerlas a disposición de familias en situación de exclusión residencial. En la actual situación de emergencia habitacional, es preciso incrementar el presupuesto de este capítulo para reducir este número al mínimo.

Coste

2 M€, lo que significaría duplicar la partida presupuestaria actual (745003  VIPASA. Reparación de viviendas del Principado)

5. Suprimir las ayudas a la compra de vivienda

Objetivo

Asignar el máximo de recursos financieros a la garantía del derecho fundamental a la vivienda adecuada y asequible.

Descripción

Desde 2016, el Principado ha destinado en sus Presupuestos un total de 5.106.718 € a subvencionar la compra de vivienda, y en el presupuesto del presente ejercicio se prevén 638.460 € más. Entendemos que estos recursos no deberían dedicarse a financiar al acceso a la vivienda en propiedad, sino a facilitar el acceso en alquiler a los sectores de la población más vulnerables.

Coste

En este caso, la medida significaría un ahorro de 0,7 M€, equivalente al importe previsto en el presupuesto actual para una convocatoria de ayudas a la compra de vivienda, que destinarían a la ampliación del parque en alquiler asequible.

6. Reforzar la protección social ante los desahucios

Objeto

Mejorar el servicio de atención social a las personas y familias envueltas en procedimientos judiciales de desahucio hipotecario o por impago de alquiler

Descripción

La medida consiste en ampliar en una plaza el servicio de información y apoyo que actualmente se presta en las sedes judiciales de Oviedo, Gijón y Avilés en virtud del Convenio entre el Principado de Asturias y el Colegio de Trabajo Social de Asturias. Este servicio está actualmente saturado y es previsible que la presión aumente por el incremento de procedimientos judiciales de desahucio causado por las consecuencias sociales y económicas de la crisis sanitaria.

Coste

0,2 M€

7. Plan de medidas urgentes ante la pandemia

La actual crisis sanitaria está agravando aún más la situación de emergencia habitacional que padecen las familias vulnerables en Asturias. Por eso resulta necesario adoptar las siguientes medidas de choque:

7.1 Alojamiento digno y estable para las personas sin techo

Objetivo

Habilitar urgentemente espacios seguros y dignos con capacidad suficiente para acoger a todas las personas sin techo, las que habitan en viviendas insalubres y en situaciones de hacinamiento.

Descripción

Acondicionamiento inmediato de inmuebles públicos vacantes, como por ejemplo los edificios de Maternidad o Silicosis del complejo del antiguo HUCA en El Cristo, o La Malatería. Se evitarían así las soluciones provisionales e improvisadas habilitadas en el mes de marzo pasado.

Coste

Por ejemplo, acondicionar el edificio de La Malatería, que tiene una superficie construida total de 5.000 m2, tendría un coste estimado de 4 M€.

7.2 Una alternativa habitacional a los desahucios

Objetivo

Facilitar una alternativa habitacional a las familias deudoras de buena fe que pierden su vivienda al no poder hacer frente al pago del alquiler.

Descripción

Se incrementa alarmantemente el número de familias que tienen que abandonar su vivienda al carecer de recursos para el pago del alquiler. Incluimos en esta medida tanto a las que son expulsadas de su vivienda tras un procedimiento judicial, como a aquellas que se ven obligadas a abandonarla voluntariamente o por las presiones de sus arrendadores (los denominados desahucios invisibles). Estas familias carecen de recursos para acceder a una vivienda de alquiler en el mercado libre y además no pueden ofrecer a los arrendadores las garantías y avales que les exigen. Por eso VIPASA ha de poner en marcha un programa urgente y disponer de recursos suficientes para alquilar viviendas y ponerlas a disposición de estas familias, que abonarían un alquiler en proporción a sus ingresos.

Coste

1 M€, correspondiente al alquiler de 200 viviendas por un año, incluyendo renta, gastos de comunidad y de gestión.

7.3 Nueva convocatoria de ayudas extraordinarias al alquiler

Objetivo

Rescatar a las familias en situación de vulnerabilidad social y económica a consecuencia  de la crisis sanitaria y también a aquellas que se encontraban en esa situación antes del 13 de marzo pasado.

Descripción

En esta nueva convocatoria habrá que resolver, además de los problemas de gestión que están ocasionando retrasos de hasta seis meses en la resolución de las solicitudes (superiores al plazo de las ayudas), las limitaciones que excluyen a familias en proceso de regularización administrativa de su residencia en Asturias y a aquellas perceptoras del SSB. El actual límite de ingresos en 400 € es absurdo, puesto que ése es el precio medio de un alquiler en Asturias.

Coste

Como las convocatorias ordinarias de ayudas de alquiler, el crédito de esta medida ha de ser ampliable para atender todas las necesidades. Para su financiación el Principado puede acogerse al Plan Estatal de Vivienda, que prevé una línea específica para este fin.

Medidas de choque ante el agravamiento de la pandemia

Una llamada de PAH Oviedo al Gobierno y a todos los grupos parlamentarios de la Junta General del Principado a anticiparse para evitar la exclusión residencial de las personas más vulnerables en un eventual nuevo confinamiento

La situación epidemiológica en Asturias y en el resto del Estado Español empeora progresivamente y no puede descartarse un nuevo confinamiento domiciliario afectando a toda o parte de la población. Ante esta eventualidad, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Oviedo, para evitar que se repitan los errores, las imprevisiones y las carencias del primer estado de alarma, exige al Gobierno del Principado de Asturias la adopción, con carácter preventivo, de las siguientes medidas para garantizar el derecho a la vivienda de las personas más golpeadas por la crisis sanitaria:

  1. Habilitar espacios seguros y dignos con capacidad suficiente para acoger a todas las personas sin techo, las que habitan en viviendas insalubres y en situaciones de hacinamiento, acondicionando con ese fin inmuebles públicos vacantes, como por ejemplo los edificios de Maternidad o Silicosis del complejo del antiguo HUCA en El Cristo. Se evitarían así las soluciones provisionales e improvisadas habilitadas en el mes de marzo pasado.
  2. Asignar los medios humanos y técnicos precisos para resolver las solicitudes correspondientes a la convocatoria extraordinaria de ayudas al alquiler para paliar los efectos del COVID-19 de finales de abril, que acumulan cinco meses de retraso.
  3. Enviar un mensaje de tranquilidad y confianza a las personas arrendadoras, asegurándoles que el Gobierno de Asturias hace todo lo posible para que reciban en el menor plazo de tiempo las ayudas extraordinarias de alquiler de sus inquilinas en situación de vulnerabilidad social.
  4. Habilitar el crédito presupuestario necesario para nuevas convocatorias de manera que todas las familias en situación de riesgo de exclusión residencial puedan acceder a las ayudas.
  5. Contar con la participación y la colaboración en los comités de emergencia de las organizaciones del Tercer Sector, para que aporten su experiencia y conocimiento de la problemática social asturiana a pie de calle.
  6. Instar al Gobierno de España a prorrogar la suspensión de todos los desahucios sin alternativa habitacional digna, tanto si las víctimas son familias en situación de vulnerabilidad social y económica sobrevenida, como si ya se encontraban en esa situación antes de la pandemia.

Y a todos los grupos políticos que componen la Junta General, en esta situación tan crítica para Asturias, instamos a dejar de lado las disputas partidistas, arrimar el hombro y trabajar unidos para hacer realidad su promesa, hasta ahora incumplida, de “no dejar a nadie atrás” y que nuestra sociedad salga de esta pandemia más solidaria y cohesionada.

Miembros de PAH Oviedo presentaron esta mañana públicamente la propuesta ante la Junta General del Principado

Denegada la ayuda de alquiler por deber 20 céntimos a Hacienda

A una familia en Asturias se le ha denegado en primera instancia la ayuda de alquiler por deber a Hacienda 20 céntimos. PAH Oviedo y Asturias Acoge, que la apoyan en la elaboración del recurso, denuncian que esta es solo una muestra más de la pésima gestión que se está haciendo de estas subvenciones, activadas por el Gobierno y gestionadas por las CCAA para paliar los efectos de la pandemia en la economía de las familias. La convocatoria se abrió el 22 de abril y actualmente se están resolviendo las solicitudes que se presentaron en aquel momento. La tramitación acumula un retraso de 5 meses, lo que supera ya el período de tiempo para el que se había concedido la ayuda y agrava la situación de incertidumbre causada por la falta de ingresos y las presiones de los arrendadores. A menudo se trata además de hogares con menores. Cuando finalmente se conceden las ayudas, las familias beneficiarias no son informadas directamente (la concesión solamente se publica en el BOPA) y no saben cuándo llega el dinero a los arrendadores.

PAH Oviedo y Asturias Acoge han apoyado de manera desinteresada a los solicitantes desde el principio, y denuncian también la dificultad para cubrir los formularios y para preparar la documentación exigida, algo que puede llegar a constituir un obstáculo insalvable para muchas personas que cumplen los requisitos de la convocatoria, por no mencionar a quienes de hecho no los cumplen, pero necesitan desesperadamente algún apoyo económico; para ellos la situación es límite. A esto se añade la brecha digital: quienes no poseen hoy los medios técnicos, los conocimientos necesarios y la conexión a Internet se ven condenados a quedar fuera de los circuitos de las subvenciones y los derechos humanos y de ciudadanía.

Las asociaciones que trabajan día a día en el apoyo de las familias afectadas por esta situación instan a la Consejería a tomar las medidas oportunas para agilizar la tramitación de las ayudas y la información a sus solicitantes, a prorrogar el plazo y a adoptar medidas de apoyo económico para quienes, estando en situación de necesidad, quedan excluidos de esta convocatoria, de manera que se garantice el derecho a la vivienda de todxs.

Melania Álvarez, Consejera de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias. Fuente: Diario El Comercio

Organizaciones del Tercer Sector alertan de una catástrofe social en Oviedo a consecuencia de la pandemia

Exigen a Ayuntamiento y Principado medidas ágiles y efectivas para satisfacer las necesidades básicas de alimentación y vivienda de cientos de familias ovetenses que no pueden esperar más

Cumplidos dos meses desde la declaración del estado de alarma, las organizaciones sociales de Oviedo constatan sobre el terreno la dimensión real del brutal impacto de la crisis sanitaria y que el parón de la actividad económica está condenando a cientos de familias a la exclusión social más severa. De la noche a la mañana estos hogares se han encontrado privados de sus precarios empleos y carecen de los ingresos mínimos para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación y vivienda. Para quienes ya se encontraban en situación de vulnerabilidad antes del estallido de la pandemia, el impacto es aún más grave. Las colas del hambre formadas por decenas de personas ante la puerta de la Cocina Económica así lo demuestran.

La respuesta de las instituciones ante este desastre socio-sanitario hasta el momento está siendo lenta e insuficiente. Las ayudas de emergencia social del Ayuntamiento de Oviedo han sido suspendidas y sustituidas por la ayuda de alimentación Oviedo Contigo, con una dotación escasa y las dos mil solicitudes acumulan un retraso de más de un mes. La dotación económica de las ayudas al pago del alquiler del Principado de Asturias, un millón de euros, apenas alcanzará para 400 de las 110.000 familias que antes del COVID-19 se encontraban en Asturias en riesgo de exclusión habitacional[i], y excluyen además a las personas inmigrantes que se encuentran en proceso de regularización de su residencia en España. Las organizaciones que trabajan en la exclusión residencial más severa denuncian un incremento de las personas sin techo, que han sido expulsadas de sus alojamientos precarios o de sus infraviviendas y duermen en la calle. Son los denominados desahucios invisibles, puesto que al no disponer de contrato de alquiler y encontrarse en situación de indefensión frente a sus caseros no pueden acogerse ni a las ayudas ni a la suspensión de los desahucios decretada por el Gobierno de España.

Sólo gracias a las organizaciones sociales y las redes ciudadanas de solidaridad que han surgido espontáneamente y se han extendido por toda la ciudad han podido muchas familias ovetenses poner al menos un plato de comida caliente en sus mesas o aguantar un mes más en sus habitaciones realquiladas. Y ello a pesar de que estos colectivos, que trabajan a pie de calle y conocen de primera mano las necesidades, han sido ninguneados y excluidos por el Ayuntamiento de Oviedo, que se niega a reconocer la situación de pobreza en la que esta crisis sanitaria está dejando a numerosos habitantes del municipio. Son los órganos locales quienes deben poner en marcha las medidas de ayuda a estos sectores de la población, pues se trata de situaciones que no es posible regularlas con el BOE ni el BOPA, hay que atenderlas desde la cercanía y con el mínimo de burocracias.

Mientras llega la recuperación económica –que se prevé lenta- y se vuelve a generar empleo, organizaciones agrupadas en la Red Oviedo Sostenible exigimos al Ayuntamiento y el Principado que destinen con urgencia los recursos financieros y humanos necesarios para garantizar ya los derechos sociales básicos de las familias ovetenses afectadas por la crisis del COVID-19 y que no pueden esperar más, reestructurando las ayudas de emergencia, agilizando y simplificando los trámites administrativos, incrementando el presupuesto destinado a prestaciones sociales, facilitando el acceso a productos de alimentación de proximidad para activar la agricultura de nuestro entorno rural, y recuperando edificios públicos abandonados para alojar a personas sin techo y hogares que no pueden acceder a una vivienda de alquiler; en definitiva, garantizando que esas familias no van a quedarse atrás. Y demandamos también que se nos permita participar en los procesos de toma de decisiones y en las acciones concretas de ayuda a la población, para poder aprovechar así su conocimiento acumulado de años trabajando a pie de calle por los derechos de las personas vulnerables. Superar esta crisis requerirá el esfuerzo de todos, por eso hacemos un llamamiento al trabajo unitario y coordinado de todos los actores sociales y políticos que haga posible una salida solidaria y coordinada para construir juntos un Oviedo más resiliente y sostenible que antes de la pandemia.


[i] Fuente: Caritas Española, Fundación Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada (FOESSA), Informe sobre exclusión y desarrollo social en Asturias, 2018.

Suscriben esta nota las siguientes organizaciones sociales:

  • Asociación Vecinal Oviedo Redondo
  • Plataforma SOS Viejo Hospital
  • Nuevo Ventanielles Asociación Vecinal
  • Madres por el Clima
  • Imagina un Bulevar
  • Ecoloxistes n’Aición
  • Plataforma por la Salud y Sanidad Pública de Asturias
  • Asociación Luar
  • PAH Oviedo
  • AMPA CEIP San Pedro de los Arcos
  • A. VV. Las Campas
  • Asturias Acoge
  • La Carbayona Proyectos e Iniciativas Sociales
  • Muyeres Pachamama
Cola del Hambre en la Cocina Económica de Oviedo. Fuente: La Nueva España

El Comercio: La Red Oviedo Sostenible critica el retraso en las ayudas a familias con escasos recursos

Aumentan los desahucios invisibles de familias abandonadas por las instituciones y condenadas a vivir en la calle

PAH Oviedo y Asturias Acoge alertan del dramático impacto social de la crisis del COVD19 sobre la población más vulnerable si no se adoptan medidas efectivas e incluyentes

Cumplidos cincuenta días desde la declaración del estado de alarma, las medidas adoptadas por los poderes públicos responsables de la garantía del derecho fundamental a la vivienda siguen siendo insuficientes. Si antes del estallido de la pandemia la situación en Asturias era de emergencia habitacional, con una de cada cuatro familias en riesgo de exclusión residencial, las consecuencias económicas y sociales de la crisis sanitaria auguran un verdadero drama social más profundo aún que la crisis de 2008.

La suspensión de los desahucios decretada por el Gobierno de España no alcanza a proteger a las familias que malviven hacinadas en habitaciones realquiladas, sin contrato de arrendamiento, que han perdido sus menguados ingresos procedentes de empleos precarios, no pueden hacer frente a las presiones de sus caseros, y cuya única alternativa es vivir en la calle. Se incrementan alarmantemente estos denominados desahucios invisibles de familias expulsadas de sus hogares sin procedimiento judicial, a quienes ni el Ayuntamiento de Oviedo ni la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar facilitan un alojamiento siquiera provisional, y que están condenadas a sobrevivir a la intemperie. Una tragedia social y personal agravada aún más por el riesgo sanitario que conlleva.

Las ayudas al alquiler del Gobierno de Asturias, cuyo presupuesto inicial resulta completamente insuficiente al no alcanzar para más de 400 hogares, excluyen a las personas inmigrantes cuya situación en España aún no está regularizada y a aquellas que no disponen de ordenador o de conexión a Internet. El límite de ingresos familiares mensuales se ha situado en 400 €, cuando ése es el coste medio de un alquiler en Asturias. Y los denominados microcréditos para el pago de la renta, después de más de un mes de haber sido anunciados por el Gobierno de España en el Boletín Oficial del Estado, aún no están disponibles.

PAH Oviedo y Asturias Acoge exigen al Ayuntamiento de Oviedo y al Gobierno del Principado, ante la saturación del albergue provisional instalado en la Residencia Juvenil de El Cristo, que amplíen los recursos para facilitar un alojamiento digno y estable a todas las familias que, a pesar de la suspensión de los desahucios, están siendo expulsadas de sus hogares. Resulta además urgente aprobar medidas efectivas que protejan el derecho de todas las personas, sin exclusiones, a disfrutar de una vivienda digna y segura.

Once organizaciones sociales de Oviedo proponen acondicionar edificios públicos de El Cristo para alojar a personas sin techo

Apuestan por alternativas más eficientes, estables y seguras también para el “día después” de la crisis del COVID-19

La actual crisis sanitaria ha sacado a la luz una de las manifestaciones más dramáticas de exclusión social en Asturias: según datos oficiales, más de quinientas personas carecen de un hogar digno de ese nombre, y no tienen otra alternativa que alojarse en albergues y otros alojamientos irregulares, cuando no simplemente vivir en la calle. En las vías públicas y los parques ahora vacíos, las personas sin techo han dejado de ser invisibles y se han convertido en un problema de salud pública. La respuesta del Grupo de Acción Social del Comité de Emergencia de Asturias ha sido, en una primera instancia, trasladarles al Polideportivo La Tejerona en Gijón y, al sobrepasarse su capacidad, habilitar provisionalmente en la Residencia Juvenil Ramón Menéndez Pidal de El Cristo en Oviedo. Estas decisiones son cuestionadas por diversas organizaciones que trabajan a pie de calle por la integración de este colectivo, y han sido tomadas además sin tener en cuenta su criterio.

Una vez que se supere la emergencia sanitaria, se desmonten estos dispositivos y las instalaciones recuperen su actividad habitual, estas personas volverán a malvivir en condiciones inhumanas en la calle. Hay que tener en cuenta además que los traslados de personas en esta situación no son recomendables, pues multiplican las posibilidades de que contraigan el virus, o de que a su vez contagien a otras personas, y que además son muchas las que sufren patologías que les hacen aún más vulnerables.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca –Stop Desahucios de Oviedo, junto con otras diez organizaciones sociales del concejo, consideran que es necesario avanzar un paso más y proponen a los Gobiernos de Asturias y de España la adecuación de edificios públicos vacíos, pero en buen estado de conservación, para alojar dignamente no sólo a las personas sin techo, sino también a todas las familias que, como consecuencia de esta crisis, puedan quedarse sin vivienda. Y, en concreto, se suman a la propuesta formulada recientemente por la Plataforma SOS Viejo Hospital, de que se habiliten con ese fin los edificios de la antigua Maternidad y el Instituto Nacional de Silicosis de El Cristo, que además ha sido acogida favorablemente por el Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli. Esta opción resulta más eficiente en el empleo de los recursos públicos, puesto que se invierte en infraestructuras permanentes, se ofrece estabilidad y seguridad a las personas afectadas frente a la incertidumbre actual, y permite avanzar en la revitalización de un barrio severamente afectado por el desmantelamiento del complejo sanitario. Asturias se sumaría así a otras Comunidades Autónomas que están activando todos sus inmuebles disponibles para hacer frente a la pandemia, como la Comunidad Valenciana, que rehabilitará parte del antiguo Hospital La Fe.

PAH Oviedo y el resto de organizaciones sociales continuarán trabajando y elaborando propuestas para responder a las necesidades de la lucha contra el coronavirus, pero también con la vista puesta en «el día después», para construir una sociedad asturiana más resiliente ante futuras crisis (no sólo sanitarias, también ambientales) y reforzar y consolidar nuestro sistema de garantía de derechos sociales.

Apoyan esta iniciativa las siguientes organizaciones: Ecoloxistes n’Aición, La Centralilla, Oviedo Redondo, SOS Viejo Hospital, AVV Les Campes, AMPA San Pedro de los Arcos, Madres por el Clima – Asturias, Asturias Acoge, Plataforma por la Salud y la Sanidad Pública de Asturias y LUAR

Fuente: El Comercio, foto de Álex Piña