Por primera vez desde el traspaso de competencias, el Gobierno de Asturias no licitará ninguna obra de construcción de nueva vivienda pública en 2020

PAH Oviedo denuncia que el presupuesto del Gobierno de Adrián Barbón para el año próximo sigue ignorando la emergencia habitacional en Asturias, con la complicidad de todos los grupos parlamentarios.

El continuismo y la autocomplacencia siguen caracterizando la política de vivienda en Asturias. Así lo demuestra el proyecto de presupuesto del Gobierno regional para 2020: mientras la exclusión residencial afecta a una de cada cuatro familias asturianas, y el número de desahucios sin alternativa habitacional se incrementa, la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar se muestra satisfecha con el balance de la política de vivienda de los últimos años, y orgullosa del parque de vivienda pública, que no llega al 2% del total, muy lejos de la media europea (15%), y en todo caso absolutamente insuficiente para dar respuesta a las necesidades de los hogares en riesgo de exclusión, como demuestran las listas de espera para acceder a una vivienda social.

Antes de la crisis económica, el Principado iniciaba cada año una media de 500 viviendas sociales; el abandono de la política de vivienda ha llegado hasta tal punto, que el Gobierno por primera vez desde la asunción de las competencias, no licitará en 2020 ninguna obra de nueva vivienda pública. La terminación de las 96 viviendas actualmente en ejecución pondrá fin a décadas de inversión pública para incrementar el parque público residencial y facilitar el acceso a un alojamiento digno a las personas más vulnerables.

Ante esta situación, PAH Oviedo denuncia la complicidad, el desconocimiento absoluto y la falta de sensibilidad ante la grave crisis habitacional que sufre Asturias por parte de todos los grupos parlamentarios, sin excepción. La vivienda en Asturias no preocupa a nuestros representantes electos y ha dejado de estar en la agenda política. El acta de la comparecencia de la Consejera el pasado 13 de diciembre lo demuestra bien a las claras. PAH Oviedo seguirá trabajando para que el disfrute de una vivienda digna y adecuada se reconozca como derecho fundamental que los poderes públicos deben garantizar, destinando más recursos para movilizar las viviendas vacías y destinarlas a alquiler a precio asequible, y adoptar medidas efectivas para prevenir y evitar los desahucios sin alternativa habitacional.

PAH Oviedo espera transmitir éstas y otras propuestas alternativas a la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar Melania Álvarez, cuando tenga a bien responder a su solicitud de reunión enviada hace dos meses.

Melania Álvarez, la consejera de Derechos Sociales y Bienestar que pasará a la historia por ser la primera durante cuyo mandato no se inició ninguna vivienda de promoción pública en toda Asturias.