El TSJA, absolutamente alejado de la realidad social e insensible a la emergencia habitacional que sufre asturias

La PAH de Oviedo desmonta con datos las imprudentes y escandalosas explicaciones del Tribunal Superior del desahucio de la pareja de jóvenes y su hijo de once meses ejecutado ayer.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Oviedo rechaza por lamentables y escandalosas las explicaciones ofrecidas ayer por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias sobre el desahucio de la pareja y su hijo de 11 de meses, ejecutado finalmente a primera hora de la mañana de ayer. Resulta completamente inadmisible e impropio de uno de los poderes del Estado afirmar que esta familia, que cuenta como únicos ingresos los correspondientes al Salario Social Básico, 642 € mensuales, “no puede ser considerada como vulnerable por razón económica”.

De acuerdo con el Informe sobre el Estado de la Pobreza de 2018 elaborado por la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social en España, presentado recientemente en la Junta General del Principado y elaborado sobre los datos del Instituto Nacional de Estadística, el umbral de riesgo de pobreza en Asturias está situado en el 60% de la renta media ponderada, esto es, 785 € mensuales, y el umbral de la pobreza severa, en el 30% de dicha cantidad, es decir, 355 €. Pues bien, la renta de la familia expulsada ayer de su vivienda, ponderada en función de sus miembros, resulta ser de 356 € mensuales; de lo que se deduce que no sólo se encuentran en situación de vulnerabilidad económica, sino en el borde mismo de la pobreza severa, y aun cobrando el salario social básico.

En esta situación, más inaceptable aún resulta el reproche del Tribunal de haber percibido una ayuda de garantía energética de 123 € y “una cantidad considerable” en concepto de atrasos del salario social, a los que la familia tenía derecho debido al retraso de diez meses en su concesión acumulado por la Consejería de Servicios y Derechos Sociales (se solicitó en febrero de 2018 y se empezó a percibir en diciembre), y que en todo caso no pueden exceder el importe de tres mensualidades (1.925 €). Estas valoraciones demuestran sin género de dudas una alarmante conclusión: el TSJA ignora por completo la realidad social asturiana y la crisis habitacional que sufre un amplio sector de la población asturiana. Con poco más de 20 € al día, una familia de tres miembros es incapaz de satisfacer sus necesidades materiales básicas de alimentación, vivienda y vestido, y la actuación del Juzgado ejecutando su desahucio y la inhibición del Ayuntamiento de Oviedo y el Gobierno del Principado de Asturias negándoles una alternativa habitacional adecuada no hace sino condenarles a la marginación y la exclusión social.