Nuevo desahucio de una familia con hijos menores en Ventanielles sin alternativa habitacional

PAH Oviedo exige al Ayuntamiento y al Gobierno del Principado que empiecen a trabajar y adopten medidas para garantizar el derecho fundamental a la vivienda.

El próximo viernes 20 de septiembre, a las 11:45 horas, es el señalado por un Juzgado de Oviedo para el desahucio de una familia ovetense compuesta por Reyes y Alfredo y sus cuatro hijos, todos ellos menores (15, 8 y 4 años, y el más pequeño de 20 meses), por impago del alquiler del piso en que residen en el barrio de Ventanielles y carecer de recursos suficientes para acceder a otra vivienda en el mercado libre. Sus únicos ingresos ascienden a unos 870 € al mes, correspondientes al Salario Social Básico y otras ayudas sociales menores, que apenas les permiten hacer frente a los gastos elementales de alimentación y suministros de agua y electricidad, como el resto de las 25.000 familias asturianas que, de acuerdo con estadísticas oficiales, se encuentran en situación de pobreza severa.

A pesar de cumplir los requisitos legalmente exigidos, el Ayuntamiento de Oviedo les ha denegado el acceso a una vivienda pública por causa de emergencia social, argumentando que “no necesitan atención especial” por parte de los Servicios Sociales y, como en numerosos casos similares, se limita a aconsejarles como solución que se busquen otra vivienda de alquiler “en el mercado libre”. Una opción imposible puesto que carecen de ingresos suficientes para costear un alquiler y de las garantías (nómina, avales) exigidas por los propietarios.El precio de los alquileres no hace sino subir, mientras que los salarios (para aquellas familias que disponen de empleo, en su mayoría precario) cada vez son más bajos. El actual parque público de vivienda en Oviedo resulta completamente insuficiente; así lo demuestra el hecho de que para las 40 viviendas públicas actualmente en construcción en El Campón, el Ayuntamiento ha recibido casi mil solicitudes. Transcurridos ya 106 días desde las elecciones municipales y autonómicas, la Plataforma Antidesahucios de Oviedo exige los Gobiernos municipal y autonómico que dejen las celebraciones, empiecen a trabajar y adopten medidas conjuntas para incrementar el número de viviendas de renta asequible y así hacer frente a la emergencia habitacional que atraviesa nuestro concejo. Es urgente que las administraciones públicas pongan en marcha mecanismos que permitan poner a disposición de las familias en riesgo de exclusión las viviendas desocupadas, especialmente aquellas en poder de los bancos rescatados con dinero público y otros grandes tenedores y garantizar así el derecho fundamental a la vivienda.

El albergue de transeúntes, única alternativa para una joven de 21 años y su bebé de cuatro meses, que serán desahuciados el próximo viernes

PAH de Oviedo denuncia esta nueva vulneración por el Ayuntamiento y el Gobierno del Principado del derecho fundamental de las familias en riesgo de exclusión a una vivienda digna y adecuada a sus necesidades.

Continúa en Oviedo imparable la sangría de desahucios por impago de alquiler. En esta ocasión, una joven madre y su bebé de cuatro meses serán expulsados de su vivienda a las 09:00 de la mañana del próximo viernes 13 de septiembre. La alternativa ofrecida por los Servicios Sociales municipales y el Gobierno del Principado de Asturias es su alojamiento provisional en el Albergue Cano Mata de Oviedo durante tres meses. Como en el caso de la pareja desahuciada el pasado 8 de enero, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Oviedo denuncia que esta solución resulta inadmisible e inadecuada para esta joven y su hija de tan corta edad, puesto que no cumple los requisitos mínimos de estabilidad y seguridad en la tenencia necesarios para poder desarrollar su proyecto vital. Responsables del Albergue han reconocido públicamente que la instalación, por el perfil propio de sus usuarios, no es un lugar adecuado para menores y que en la mayoría de los casos las estancias se prologan mucho más de los tres meses inicialmente previstos.

La familia no percibe el salario social básico, pendiente de aprobación desde hace cuatro meses. Sus únicos ingresos consisten en una ayuda de emergencia concedida por el Ayuntamiento y tampoco han recibido respuesta a su solicitud de una vivienda social.Ante este acuciante problema que afecta a 25.000 hogares asturianos, la respuesta del nuevo Gobierno del Principado, hasta el momento, es la negación de la realidad, el inmovilismo y la continuidad de las políticas fracasadas de los gobiernos anteriores. Así lo demuestra el mantenimiento en la Dirección General de Vivienda de Fermín Bravo, que ha ocupado el puesto en los últimos cuatro años. PAH Oviedo exige una vez más al Ayuntamiento y al Principado que adopten medidas para una verdadera mediación entre inquilinos y propietarios que eviten el callejón sin salida del desahucio, y les reclama que utilicen todas las herramientas a su alcance y dispongan los recursos presupuestarios precisos para movilizar las viviendas desocupadas, ponerlas a disposición de las familias en riesgo de exclusión residencial y garantizar así su derecho fundamental a una vivienda digna y adecuada.