Por primera vez desde el traspaso de competencias, el Gobierno de Asturias no licitará ninguna obra de construcción de nueva vivienda pública en 2020

PAH Oviedo denuncia que el presupuesto del Gobierno de Adrián Barbón para el año próximo sigue ignorando la emergencia habitacional en Asturias, con la complicidad de todos los grupos parlamentarios.

El continuismo y la autocomplacencia siguen caracterizando la política de vivienda en Asturias. Así lo demuestra el proyecto de presupuesto del Gobierno regional para 2020: mientras la exclusión residencial afecta a una de cada cuatro familias asturianas, y el número de desahucios sin alternativa habitacional se incrementa, la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar se muestra satisfecha con el balance de la política de vivienda de los últimos años, y orgullosa del parque de vivienda pública, que no llega al 2% del total, muy lejos de la media europea (15%), y en todo caso absolutamente insuficiente para dar respuesta a las necesidades de los hogares en riesgo de exclusión, como demuestran las listas de espera para acceder a una vivienda social.

Antes de la crisis económica, el Principado iniciaba cada año una media de 500 viviendas sociales; el abandono de la política de vivienda ha llegado hasta tal punto, que el Gobierno por primera vez desde la asunción de las competencias, no licitará en 2020 ninguna obra de nueva vivienda pública. La terminación de las 96 viviendas actualmente en ejecución pondrá fin a décadas de inversión pública para incrementar el parque público residencial y facilitar el acceso a un alojamiento digno a las personas más vulnerables.

Ante esta situación, PAH Oviedo denuncia la complicidad, el desconocimiento absoluto y la falta de sensibilidad ante la grave crisis habitacional que sufre Asturias por parte de todos los grupos parlamentarios, sin excepción. La vivienda en Asturias no preocupa a nuestros representantes electos y ha dejado de estar en la agenda política. El acta de la comparecencia de la Consejera el pasado 13 de diciembre lo demuestra bien a las claras. PAH Oviedo seguirá trabajando para que el disfrute de una vivienda digna y adecuada se reconozca como derecho fundamental que los poderes públicos deben garantizar, destinando más recursos para movilizar las viviendas vacías y destinarlas a alquiler a precio asequible, y adoptar medidas efectivas para prevenir y evitar los desahucios sin alternativa habitacional.

PAH Oviedo espera transmitir éstas y otras propuestas alternativas a la Consejera de Derechos Sociales y Bienestar Melania Álvarez, cuando tenga a bien responder a su solicitud de reunión enviada hace dos meses.

Melania Álvarez, la consejera de Derechos Sociales y Bienestar que pasará a la historia por ser la primera durante cuyo mandato no se inició ninguna vivienda de promoción pública en toda Asturias.

PAH Oviedo reclama a la Junta General del Principado una Ley asturiana del Derecho a la Vivienda

Consagrar la vivienda como un derecho subjetivo y exigible ante los tribunales, imprescindible para luchar contra el aumento de los desahucios, que ya alcanzan los cuatro diarios en Asturias

El pasado 6 de diciembre, aniversario de la aprobación de la Constitución Española, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca – Stop Desahucios de Oviedo, en ejercicio del derecho de petición reconocido en el artículo 29 de nuestra Carta Magna, presentó ante la Junta General del Principado un escrito solicitando que, previa la convocatoria de una sesión monográfica sobre la actual situación de emergencia habitacional, la Comisión de Derechos Sociales y Bienestar elabore un borrador de Ley de Derecho a la Vivienda de Asturias. La Constitución configura el derecho a una vivienda digna y adecuada como un simple principio rector de la política económica y social; la nueva Ley reconocería, como han hecho ya otras comunidades autónomas, el disfrute de una vivienda habitable, segura, adecuada y accesible como un verdadero derecho subjetivo de todas las personas residentes en nuestra región, cuya garantía sea inexcusable para las administraciones públicas, y exigible antes los tribunales de Justicia.

PAH Oviedo fundamenta su petición en la gravedad de la exclusión residencial en Asturias: según el último informe FOESSA sobre la base de datos oficiales del INE de 2017, la vivienda es el principal factor de exclusión social, con alrededor de 240.000 personas afectadas, una tasa superior a la del conjunto de España. Casi el 16% de la población asturiana no puede permitirse mantener su hogar a una temperatura adecuada en invierno; y alrededor de 2.100 personas se encuentran en situación de infravivienda. El fin en mayo del año próximo de la segunda prórroga de la suspensión de desahucios por impago de hipoteca, la reciente reactivación de las ejecuciones hipotecarias suspendidas por cláusulas abusivas como el vencimiento anticipado, y la elevación continua de los precios de alquiler (+4,8% de media en el último año), unidos a las altas tasas de desempleo y de precariedad laboral, permiten asegurar que los desahucios se incrementarán sustancialmente en el corto plazo, por encima de la media actual de 4 cada día. Ante esta situación, se han recortado los recursos públicos destinados a vivienda casi un 70% desde el inicio de la crisis.

PAH Oviedo ha solicitado asimismo que en la sesión de la Comisión parlamentaria participen además todas las entidades y organizaciones que trabajan en el campo de la exclusión social en Asturias, y que la futura Ley contemple la Vivienda como un servicio público de interés general y cuarto pilar del Estado del Bienestar, junto con la Educación, la Sanidad y las políticas sociales.

Treinta y una familias asturianas, en la calle por falta de viviendas sociales

PAH Oviedo denuncia la vulneración sistemática por el Gobierno del Principado de Asturias del derecho fundamental a una vivienda digna, y exige que la crisis habitacional se incluya en la negociación de los presupuestos de 2020

De acuerdo con datos oficiales facilitados por la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca – Stop Desahucios de Oviedo, en lo que va de año 31 familias asturianas en situación de urgencia o emergencia social han visto denegadas sus solicitudes de adjudicación de una vivienda social por falta de viviendas públicas. Se trata de hogares que, cumpliendo todos los requisitos requeridos por el exigente Decreto de adjudicación de viviendas públicas, es decir, encontrándose en situación de necesidad perentoria de vivienda, se ven abocadas a la exclusión residencial extrema sin la alternativa habitacional a la que tienen derecho.

“Estamos convencidas que, más allá del dato reconocido por la propia Consejería, en realidad el número de casos es mucho mayor”, afirma Pilar Lobo, portavoz de PAH Oviedo. “Nos consta, por ejemplo, que el Ayuntamiento de Oviedo está rechazando solicitudes de familias desahuciadas al carecer de recursos para el pago de un alquiler por no haber viviendas sociales disponibles en el concejo, y que otras familias han sido colocadas en listas de espera hasta que alguna vivienda quede vacante”.

Esta cifra escandalosa pone al descubierto la verdadera realidad de la política de vivienda del Gobierno de Asturias, que desde el estallido de la crisis financiera ha recortado sus presupuestos en más del 80% y ha renunciado a la promoción de nuevas viviendas públicas, como denunció PAH Oviedo el pasado 19 de noviembre. La Plataforma apela a la responsabilidad de todos los grupos políticos de la Junta General y les exige que en la negociación de los presupuestos regionales de 2020 se incluyan medidas efectivas para hacer frente a la actual situación de crisis habitacional que sufre nuestra región, y que con seguridad se agravará aún más al reactivar las entidades financieras las demandas de ejecución hipotecara suspendidas por la aplicación de cláusulas abusivas de vencimiento anticipado.“Hemos solicitado a la Consejera Melania Álvarez una reunión para exponerle esta gravísima situación ya el 23 de octubre pasado, y más de un mes después aún estamos esperando por su respuesta”, concluye Pilar Lobo.