Once organizaciones sociales de Oviedo proponen acondicionar edificios públicos de El Cristo para alojar a personas sin techo

Apuestan por alternativas más eficientes, estables y seguras también para el “día después” de la crisis del COVID-19

La actual crisis sanitaria ha sacado a la luz una de las manifestaciones más dramáticas de exclusión social en Asturias: según datos oficiales, más de quinientas personas carecen de un hogar digno de ese nombre, y no tienen otra alternativa que alojarse en albergues y otros alojamientos irregulares, cuando no simplemente vivir en la calle. En las vías públicas y los parques ahora vacíos, las personas sin techo han dejado de ser invisibles y se han convertido en un problema de salud pública. La respuesta del Grupo de Acción Social del Comité de Emergencia de Asturias ha sido, en una primera instancia, trasladarles al Polideportivo La Tejerona en Gijón y, al sobrepasarse su capacidad, habilitar provisionalmente en la Residencia Juvenil Ramón Menéndez Pidal de El Cristo en Oviedo. Estas decisiones son cuestionadas por diversas organizaciones que trabajan a pie de calle por la integración de este colectivo, y han sido tomadas además sin tener en cuenta su criterio.

Una vez que se supere la emergencia sanitaria, se desmonten estos dispositivos y las instalaciones recuperen su actividad habitual, estas personas volverán a malvivir en condiciones inhumanas en la calle. Hay que tener en cuenta además que los traslados de personas en esta situación no son recomendables, pues multiplican las posibilidades de que contraigan el virus, o de que a su vez contagien a otras personas, y que además son muchas las que sufren patologías que les hacen aún más vulnerables.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca –Stop Desahucios de Oviedo, junto con otras diez organizaciones sociales del concejo, consideran que es necesario avanzar un paso más y proponen a los Gobiernos de Asturias y de España la adecuación de edificios públicos vacíos, pero en buen estado de conservación, para alojar dignamente no sólo a las personas sin techo, sino también a todas las familias que, como consecuencia de esta crisis, puedan quedarse sin vivienda. Y, en concreto, se suman a la propuesta formulada recientemente por la Plataforma SOS Viejo Hospital, de que se habiliten con ese fin los edificios de la antigua Maternidad y el Instituto Nacional de Silicosis de El Cristo, que además ha sido acogida favorablemente por el Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli. Esta opción resulta más eficiente en el empleo de los recursos públicos, puesto que se invierte en infraestructuras permanentes, se ofrece estabilidad y seguridad a las personas afectadas frente a la incertidumbre actual, y permite avanzar en la revitalización de un barrio severamente afectado por el desmantelamiento del complejo sanitario. Asturias se sumaría así a otras Comunidades Autónomas que están activando todos sus inmuebles disponibles para hacer frente a la pandemia, como la Comunidad Valenciana, que rehabilitará parte del antiguo Hospital La Fe.

PAH Oviedo y el resto de organizaciones sociales continuarán trabajando y elaborando propuestas para responder a las necesidades de la lucha contra el coronavirus, pero también con la vista puesta en «el día después», para construir una sociedad asturiana más resiliente ante futuras crisis (no sólo sanitarias, también ambientales) y reforzar y consolidar nuestro sistema de garantía de derechos sociales.

Apoyan esta iniciativa las siguientes organizaciones: Ecoloxistes n’Aición, La Centralilla, Oviedo Redondo, SOS Viejo Hospital, AVV Les Campes, AMPA San Pedro de los Arcos, Madres por el Clima – Asturias, Asturias Acoge, Plataforma por la Salud y la Sanidad Pública de Asturias y LUAR

Fuente: El Comercio, foto de Álex Piña

¿Tienes dificultades para pagar la hipoteca de tu vivienda a consecuencia de la crisis del COVID-19?

Descubre aquí si puedes acogerte a la moratoria aprobada recientemente por el Gobierno

El Gobierno de España aprobó el 17 de marzo pasado una moratoria en el pago de la cuota hipotecaria de la vivienda habitual como una de las medidas de protección social para las familias que están sufriendo las consecuencias de la actual emergencia sanitaria.

¿En qué consiste la moratoria?

Con esta medida, las entidades financieras no podrán exigir a las familias deudoras el pago de cuotas hipotecarias, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Durante la moratoria, la deuda queda por tanto suspendida, y los bancos no podrán aplicar cláusulas de vencimiento anticipado ni se devengarán intereses. No se trata de condonación; al final de la moratoria se continuará con el pago de las cuotas hasta la amortización del préstamo.

¿Quiénes pueden acogerse a esta moratoria?

Podrán acogerse a la moratoria aquellas familias que se encuentren en estas situaciones:

  • Que la persona deudora haya perdido el empleo o, en caso de ser empresaria o profesional, haya sufrido una pérdida sustancial de ingresos o una caída de al menos el 40% en las ventas.
  • Que los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud no superen un límite máximo que puedes calcular completando este formulario:

Por ejemplo, una familia compuesta por un matrimonio y dos hijos, podrán acogerse a la moratoria si sus ingresos no superan los 1.774,87 €

  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35 por cien de los ingresos netos de la unidad familiar.
  • Que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3.

¿Qué documentación tengo que aportar?

Para acreditar que te encuentras en algunas de las situaciones anteriores, es necesario presentar en la entidad financiera la solicitud acompañada de:

  • Si has perdido el empleo, certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones de desempleo, en el que figure la cuantía mensual percibida.
  • Si eres empresario o profesional, certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada.
  • Si tus ingresos no superan el límite máximo,
    • libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho
    • certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de la solicitud y a los seis meses anteriores.
    • declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

La titularidad de los bienes se justifica con una nota simple del Servicio de Índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar, y las escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.

Y por último, hay que presentar una declaración responsable del cumplimiento de los requisitos exigidos en el Real Decreto Ley.

Nuestras compañeras de PAH Barcelona han preparado un modelo de solicitud que puedes descargarte aquí

¿Qué plazo tengo para solicitar la moratoria?

El plazo termina el 3 de mayo próximo

¿Qué plazo tiene el banco para concederla?

15 días a contar desde la presentación

¿Que duración tendrá la moratoria? ¿Durante cuánto tiempo estará suspendido el pago de mis cuotas?

El Real Decreto-Ley establece un plazo de suspensión de la deuda hipotecaria de tres meses.

Para más información

Si tienes alguna duda, en PAH Oviedo estamos para acompañarte. Escríbenos a pahoviedo@gmail.com